Mila

CONTACTO: zaragatos@gmail.com  634 510 500

Amadrinada por Olga

A Mila la recogió un chico en la calle y nos pidió que nos hiciésemos cargo de ella. También nos comentó que la gatica no apoyaba una de sus patas delanteras. En el veterinario nos dijeron que tenía la pata rota, y al intervenirla se dieron cuenta de que, además, llevaba restos de un feto y peritonitis. El nombre de Mila (Milagro) se lo pusieron los veterinarios porque no saben ni como sobrevivió a todo (además fueron 6 horas de operación). Pero Mila es una luchadora, la pata le ha quedado fenomenal, no se nota cual es la operada.

Mientras se recuperaba fue una gatita tranquila, sensible y tímida a la que le encantaba abrazar a las personas, poner las patitas en tus hombros y meter la cabeza en tu cuello… Pero cuando estuvo totalmente recuperada le cambió su carácter.

En un piso Mila estaba muy estresada, cada día peor ya que no se adaptaba y por eso buscamos una solución para que estuviera a gusto, sin tener que volver a los peligros de la calle.  Ahora está en un refugio donde los gatitos están a su aire en un terreno (adecuadamente vallado, para que estén a salvo) y con una casita de madera donde refugiarse del frío y el calor. Nosotros no nos hemos dado por vencidos y seguimos buscando para ella un hogar con jardín o terreno donde pueda vivir a su aire, como está ahora. ¿Quieres darle una oportunidad?

Si no puedes adoptarla, ¿quieres apadrinarla? De esta forma nos ayudarías a pagar parte de sus gastos mientres esté allí.

Está desparasitada, vacunada, esterilizada y con analítica de leucemia e inmunodeficiencia negativa.

Una fotito de Mila en el refugio donde está ahora:

Mila cuando estaba con nosotros: